Lifestyle

Smile!

diciembre 27, 2016

¡Buenos días amores! Smile!! Smile!! Smile!! Todos los días nos encontramos con anuncios, mensajes, textos motivadores por todos los sitios en los que leemos la palabra sonreír. Yo misma, cada día, trato de ser siempre consciente de lo bonito de Me encanta la importancia de esta palabra, la palabra sonreír. ¿Sabíais que cuando sonreímos ejercitamos 17 músculos? ¡Resulta casi mejor incluso que ir al gimnasio! 🙂

 

Además, la sonrisa demuestra confianza y es el mejor aliado para romper el hielo y entablar una conversación con cualquier persona, incluso con un desconocido. Y por supuesto… Sonreír es más sencillo que enfadarse, ¿habéis hecho la prueba? ¡Os lo recomiendo 100%!

De ahí la importancia de tener siempre una sonrisa, y lo bonito de una buena sonrisa, amable y agradable.

Conseguir la sonrisa perfecta que más se adapte a nuestra fisonomía  es algo que hasta hace poco no era tan sencillo. Las técnicas correctivas y los correctores que podíamos encontrar no eran demasiado estéticos y sobre todo no eran cómodos para las personas que los llevaban.

 

Imagino que todos conocéis la técnica de la ortodoncia invisible Invisalign. ¿Verdad? Cada vez son más las personas de mi entorno que lo llevan y que, de verdad puedo asegurar, no nos damos cuenta de que están corrigiendo la alineación de sus dientes y su sonrisa con esta técnica revolucionaria, a no ser que nos lo digan.

Para quienes no sepáis aún de que se trata aprovecho este post para contaros un poco. La ortodoncia invisible Invisalign consiste en una serie de alineadores transparentes que van moviendo los dientes desde la posición inicial hasta la posición final deseada. Una posición planificada previamente por ordenador y diseñada en exclusiva para la sonrisa perfecta de cada persona. Estos alineadores se cambian cada 15 días y en principio sólo es necesario quitarlos para comer y tomar bebidas calientes, debido a su comodidad y a su apariencia extremadamente estética.

 

Dice un proverbio escocés que: “La sonrisa cuesta menos que la electricidad y da más luz”. ¿No os parece algo precioso? Para mi es algo totalmente cierto. En realidad yo diría que no cuesta nada sonreír si con ello además provocas una sonrisa. La verdad es que sonreír es una de mis actividades preferidas. 

 

Existen muchas clínicas especializas en este tipo de técnicas para recuperar nuestra sonrisa, como la clínica dental Propdental . ¿Conocíais esta técnica? ¿La habéis probado? ¡Espero vuestras impresiones!

También te puede interesar

2 Comentarios

  • Contestar Gemeladas diciembre 28, 2016 en 12:55

    ¡Muy guapos!.
    Besos.

    Gemeladas

  • Contestar Irene diciembre 28, 2016 en 16:18

    ¡Laraaaaaaaa! 😀

    Salís guapísimos en las fotos 😉 Claro que sí, sonreír siempre es un regalo para todas las personas de tu alrededor!!

    Besos bella, xx

  • Responder